Uso de cookies: utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra .Política de cookies

Necesitas la última versión de Flash Player.Descargar la última versión de Flash Player
informar de tu embarazo 19/11/2012

Tripa de una embarazada con una cara dibujada
­

En la ley de protección a la maternidad se indica que tienes que informarle tan pronto como sepas que estás embarazada, pero no hay un plazo determinado, eso es algo que debes decidir tú, teniendo en cuenta tu situación y la de la empresa.

Tómate el tiempo que te haga falta para pensar qué es exactamente lo que quieres mencionar durante la conversación y qué es lo que te gustaría hablar con él. Intenta ser clara al exponer tu punto de vista e intenta explicar tus ideas de forma detallada.

No te preocupes si todavía no puedes dejar claro cómo piensas organizar tu trabajo. Todo el mundo sabe, que hasta que no nazca tu niño, siempre y cuando no haya habido complicaciones, no podrás decidirte por una solución u otra. Lo que sí deberías indicar en este momento es la posible fecha de parto, el comienzo y el fin de la protección a la maternidad y si quieres coger tus vacaciones antes o después de dar a luz.

Si ya tienes claro cómo te vas a organizar cuando tengas al niño y si vas a coger la baja por maternidad, puedes informar con antelación a tu jefe- si te es posible- sobre tus intenciones, él podría verlo como una señal de confianza por tu parte y él te podría exponer también su punto de vista al respecto, ofreciéndote un puesto a jornada parcial u otra solución. Después de hablar con tu jefe, se lo deberías comunicar también al departamento de recursos humanos.

Posiblemente el cuarto mes de embarazo sea un buen momento para informar a tu jefe. En esta fase el riesgo de sufrir un aborto espontáneo ya no es tan alto y tu barriga empieza a crecer.

Todos los afectados tendrían así tiempo suficiente para adaptarse a la nueva situación. Podrás buscar a una persona que te sustituya y enseñarle tus tareas dentro de la empresa, además te daría suficiente tiempo para hablar con tu jefe sobre una posible jornada reducida. Hablar abiertamente sobre tu situación también tiene la ventaja de que a partir de ahora ya puedes compartir tu alegría con tus compañeros de trabajo. Tienes que tener en cuenta que a tu jefe le podría parecer mal que esperes demasiado para informarle o que se entere de tu embarazo por otra persona.

Etiquetas: Ley de protección de la maternidad, Aborto involuntario, Trabajo a tiempo parcial, Embarazo, Momento, El jefe/La jefa, Planificación, Consejeros

Tu valoración:
1
2
3
4
5