Uso de cookies: utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra .Política de cookies

Necesitas la última versión de Flash Player.Descargar la última versión de Flash Player
Pros y Contras 19/11/2012

Revisión médica de un bebé
­

Discutiremos la resistencia inmunitaria contra riesgos de complicaciones. En el caso de las vacunas es necesario considerar las ventajas y las desventajas. La controversia originada por una minoritaria parte del sector profesional y social en contra de las vacunas, es tan antigua como las propias vacunas.

Algunos padres y algunos médicos se preguntan qué efectos tiene sobre el desarrollo de los niños, un mayor número de vacunas y que éstas se administren cada vez a una edad más temprana, algunos padres optan por no vacunar a sus hijos.

Podríamos decir que la lactancia materna es la primera vacuna natural, no manufacturada, porque crea defensas en los lactantes de las que carecen los no amamantados, pero a juzgar por las enfermedades actualmente presentes, no es protección suficiente frente a todas las enfermedades.

El Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades de la Unión Europea, alerta de que el descenso de la cobertura vacunal, (unas de forma voluntaria y otras por hallarse en países con insuficientes recursos económicos) que hagan coberturas sanitarias, unido a las migraciones, pone en peligro a la población mundial de incidencia y/o reaparición de viejas enfermedades infecciosas.

Es noticia que Europa ha retrocedido una década en la lucha contra enfermedades como el sarampión y la rubéola, casi erradicadas en el cambio de siglo y que hoy vuelven a causar grandes brotes comunitarios. España, que solo sufrió dos casos de sarampión en 2004, acumula más de 1.300 en lo que va de año, cinco veces más que en todo 2010. El rebrote ha puesto en guardia a las autoridades de gran parte del continente, en Francia, por ejemplo, han muerto seis personas y más de 300 han sufrido neumonías graves entre los más de 5.000 afectados.

Ciertas enfermedades pueden provocar complicaciones muy peligrosas. Las vacunas contribuyen en gran parte a protegernos ante estas enfermedades y evitar así que las sufran las personas, al mismo tiempo se ahorran costes para tratamientos curativos. Por ejemplo se pudo eliminar casi por completo la poliomielitis en los países occidentales gracias a las vacunas, una enfermedad que en el siglo XIX aún convertía a miles de niños en lisiados.

Sin embargo, para una valoración diferenciada, no sólo se pueden contemplar las ventajas de una vacuna, sino que también se tienen que contemplar los riesgos de las vacunas. Si tienes alguna duda respecto a una vacuna, consulta a tu médico sobre estas cuestiones. Seguro que te podrá ayudar a tomar la decisión correcta.

¿Qué es una vacuna y cómo actúa?

Es un producto a base de virus o bacterias (antígenos) que, o bien de forma oral o inyectada, se administra a la persona, de manera que las defensas del organismo del que lo recibe (anticuerpos) son capaces de vencer ese ataque. El organismo además tiene “memoria” (inmunológica) por lo cual, en el caso de que la persona que ya ha sido vacunada entre en contacto con el virus o bacteria que se le inyectó, su sistema inmunológico lo reconoce y sabe cómo atacarlos de inmediato y así o bien sufre el mínimo daño porque su organismo está preparado para defenderse o realmente se ha vuelto inmune ante la enfermedad.

Riesgos y Seguridad de las vacunas.

Las vacunas son medicamentos y como tales, han sido estudiados y ensayados bajo un control muy estricto para garantizar su seguridad y eficacia.

Los riesgos de las vacunas son mínimos, tanto más si los comparamos con los beneficios. Cuando se producen alteraciones tras la administración, que son los casos mínimos, se describen reacciones pequeñas y pasajeras: fiebre o febrícula, leve hinchazón o enrojecimiento en la zona de la inyección cuando la administración es inyectable, alguna erupción, ligera irritabilidad o somnolencia en los días siguientes a su administración etc.

Muy excepcionalmente reacciones alérgicas graves en personas alérgicas a algún componente (si lo desconocen) de ahí la importancia de que las vacunas siempre sean administradas por personal sanitario que además vigilará el efecto inmediato tras la administración para prevenir complicaciones importantes.

Calendario Vacunal: De qué y cuándo vacunarse

Las vacunas más comúnmente empleadas en España actualmente son: hepatitis B, difteria, tétanos, tos ferina, polio, Haemophilus influenzae tipo b, meningococo C, neumococo, sarampión, rubéola, parotiditis o paperas, varicela. virus del papiloma humano, rotavirus, hepatitis A y gripe.

Es cierto que muchas de estas enfermedades apenas se ven ya en España, pero eso ha sido gracias precisamente al uso de las vacunas; por otra parte no podemos olvidar que a nuestro país están llegando personas que no han sido vacunadas contra estas enfermedades, por lo que existe mayor riesgo de que éstas vuelvan a aparecer.

Tabla Elaboración propia. Enfermedades de Declaración Obligatoria CC.AA. Madrid 2010, un ejemplo de la incidencia de enfermedades en este país.

No existe un calendario de vacunas único para toda España, cada una de las comunidades autónomas tiene el propio, aunque se diferencian muy poco entre ellos.

En cada centro de salud te proporcionarán un calendario y/o bien puede consultar directamente en la web de la Asociación Española de Pediatría.

Etiquetas: Vacunas, Distintas Enfermedades, Pros y Contras

Tu valoración:
1
2
3
4
5